1 octubre, 2020 relizalde

Ecuador ha encontrado “la cura” de la COVID-19

Una alerta de “última hora” aseguraba que Ecuador había encontrado “la cura” de la COVID-19. De esa manera —según el mensaje de WhatsApp—, ya no eran necesarias las unidades de cuidados intensivos (UCI).

“Los médicos ecuatorianos, dirigidos por el doctor Jacinto Pichamaluco, desobedecieron la ley mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de no hacer autopsias en los muertos del coronavirus. Ellos encontraron que no es un virus, sino una bacteria la que produce la muerte”, afirmaba el mensaje adjudicado al Ministerio de Salud de Ecuador. Sin embargo, esto es falso.

El mensaje difundido por WhatsApp señalaba (1) como autor al Ministerio de Salud de Ecuador. Además, (2) que el SARS-Cov2 era una bacteria amplificada con radiación electromagnética 5G, (3) que la COVID-19 era una trombosis, (4) que los médicos ecuatorianos liderados por Jacinto Pichamaluco habían hecho este descubrimiento tras realizar autopsias y (5) que la enfermedad del nuevo coronavirus se curaba con antibióticos, antiinflamatorios y anticoagulantes. Finalmente, aseguraba (6) que el dióxido de cloro servía como tratamiento.

1. El mensaje no fue emitido por el Ministerio de Salud de Ecuador

Para empezar, esta cadena de WhatsApp es muy similar a una que desmentimos en mayo de este año. En esa ocasión, se planteaba que Italia había descubierto la cura de la COVID-19 después de “romper los protocolos de la OMS”, lo cual es falso. Además, Ecuador aún continúa luchando contra dicha enfermedad.

2. El SARS-Cov2 es un virus, no una bacteria

El nombre desarrollado del SARS-CoV-2 es severe acute respiratory syndrome coronavirus 2. Es decir, no se trata de una bacteria. “Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos”, expuso la OMS.

“Los virus tienen material genético pequeño y requieren células para replicarse”, detalló el infectólogo del Hospital Universitario Nacional de Colombia, Jorge Cortés, según EFE. Por otro lado, añadió que las bacterias son células “autónomas”.

Además, un estudio publicado en Lancet —Caracterización genómica y epidemiología del nuevo coronavirus de 2019: implicaciones para los orígenes del virus y la unión al receptor— indicó que se trataba de un virus.

3. La COVID-19 no es una trombosis

Este bulo se basa en una tergiversación de los resultados de una investigación italiana —Hallazgos pulmonares post-mortem en una gran serie de casos de COVID-19 del norte de Italia—. La investigación encontró que la trombosis era una de las manifestaciones de la enfermedad por nuevo coronavirus, tal como lo explicamos en una verificación anterior.

“Nuestros datos apoyan fuertemente la hipótesis propuesta por estudios clínicos recientes, que la COVID-19 (…) está estrictamente relacionado con la coagulopatía y trombosis. (…) Por estas razones, recientemente se ha sugerido el uso de anticoagulantes como potencialmente beneficioso en pacientes graves, aunque su eficacia y seguridad no han sido demostrados”, detalló el documento. No se negó la neumonía. El verificador Maldita hizo un desglose más amplio del tema.

4. No hay registro del supuesto médico Jacinto Pichamaluco

Una búsqueda rápida en Google no arroja resultados anteriores al 30 de junio. De julio hasta setiembre, el nombre de Jacinto Pichamaluco solo fue mencionado en artículos de fact-checking de Bolivia Verifica, del site venezolano Es Paja y Maldita, de España.

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

REPORTA UN FAKE